TELÉFONO: (+34) 915541204
Cesta0
Total:0,00 €
Su cesta de compra esta vacía!


Historia y Recorrido


Avanzada la década de los 90 los profesionales responsables de los Departamentos de Orientación en los centros educativos empezaron a sentir que los instrumentos de evaluación de los que disponían eran básicamente para medir el nivel intelectual del alumno (WIS, WAIS, Raven, Factor G de Cattell, D-48, D-70, etc.) o Baterías Psicopedagógicas de corte factorialista como las Baterías EOS, Badyg, etc., pero estos instrumentos no les daban demasiada información para atender las demandas de profesores y familias ante alumnos con dificultades de aprendizaje y que nos solicitaban ayuda para establecer un plan de intervención. Se necesita más información de los procesos de aprendizaje para que pudiéramos aportar la información que permitiera ajustar la intervención a la necesidad específica del alumno.

En EOS entendimos que deberíamos diseñar unas nuevas Baterías que además de la información Cognitiva incluyese información sobre la Competencia Curricular, evaluando los procesos lectores (Exactitud, Velocidad, Comprensión, …), escritores (grafía, ortografía, …), aprendizajes matemáticos (cálculo y resolución de problemas). Recuerdo que el primer contacto se realizó con Jesús García Vidal, autor que ya había publicado en EOS varias obras de éxito, no viéndolo muy claro. A la siguiente insistencia aceptó el reto. Se convocó en un hotel de Sevilla a un grupo de amigos expertos en estos temas (Daniel González Manjón, Pepe Mollano, Pilar Maldonado, Enrique Hernández, Julio Ripalda, Javier Martín, …). De aquella reunión sale la estructura del EVALÚA. A partir de ahí se quedan en el proyecto inicial como autores Jesús García Vidal y Daniel González Manjón, después de han incorporado más, asumiendo la Coordinación Miguel Martínez García y a lo largo de doce años (1996-2010) se han desarrollado 11 Baterías Psicopedagógicas de una media de 15 tests cada una. En 1996 se publica la edición Experimental del EVALÚA 2, 4 y 6 para pulir las pruebas, eliminar y reclasificar ítems y obtener baremos; ya en el 2000 sale la primera edición comercial con sus correspondientes baremos; primero se fueron haciendo las baterías pares y después las impares hasta la EVALÚA 7 que fue la última publicada la edición experimental en 2008 y la primera edición comercial en 2010.

La estructura de las Baterías EVALÚA es siempre la misma:

  1. Capacidades generales: Bases del Razonamiento, Memoria, Atención, Niveles de Adaptación.
  2. Capacidades específicas: Lectura (Recepción auditiva y articulación, Exactitud, Velocidad, Comprensión), Escritura (Grafomotricidad, Grafía, Ortografía, Expresión escrita) y Aprendizajes Matemáticos (Cáculo, Numeración, Resolución de problemas)

Además de ser muy bien recibidas en el mercado español con versiones en Catalán y Euskera, se comercializan en varios países de Sudamérica con un tremendo éxito, especialmente porque, primero se les ha realizado una rigurosa adaptación lingüística y después se han realizado baremos propios. Por todo ello son baterías de uso común en Chile, Perú, Guatemala, República Dominicana con adaptación ya realizadas y está en proceso la adaptación a Colombia, México y Argentina.

Su actualización y mejora es un objetivo prioritario para EOS: pasó con valoración positiva en el primer grupo de tests que la Comisión de tests realizó en España, se le han incorporado baremos exigentes, se han aportado puntuaciones típicas, los programas de corrección son cada día más ágiles y flexibles, … por todo ello goza de la confianza de los usuarios, que lleva a poder afirmar que se consumen más de 200.000 unidades anuales en sus distintas versiones.

Miguel Martínez García. Coordinador General de las Baterías Psicopedagógicas EVALÚA.


Evalúa EOS